jun
20
2012

¿UNA SEÑAL… DE LUNA NUEVA?

A veces la vida parece jugar con nosotros! Nos sorprende con algún detalle o gesto, que nos asombra o nos asusta, dependiendo del momento! Y es que uno ya empieza a tener la sensación de que, a veces, todo está escrito y sucede como debería, aunque nos cueste creerlo! ¿Cuántas veces se da una señal en el momento adecuado? ¿cuántas ocasiones la vida nos enseña su dulce semblante para darnos consuelo? ¿Cuantas veces, a veces, nos enseña sus afiladas garras, para que seamos prudentes? ¿Cuántas de esas veces algo se hace visible, para mostrarnos el camino o simplemente evidenciar lo que hay en nuestro interior, quizás demasiado escondido? ¿Juega con nosotros o nos reprocha que nosotros hayamos intentado jugar a veces con ella?

En momentos en que me cuesta concentrarme en lo que siento en mi interior, suelo irme a pasear por la playa. Barcelona me lo permite, quizás por ello amo esta ciudad, su mar y necesito su humedad y su aroma mediterráneo cerca! En el mar siempre encontré el consuelo en mis momentos más difíciles de juventud y en él supe ver y aprender las más importantes lecciones de la vida! Su color cambiante, su dinámica, su oleaje variable, su calma y, de repente, su bravura, me conmueven y me recuerdan todo lo que hay que saber sobre la vida!

Ayer fue un día de esos difíciles, sin causa aparente. Quizás fue la luna nueva! Me hallaba turbado sin motivo y con mi corazón revuelto! Quizás es porque, de vez en cuando -como a ti- me pesa la vida y pierdo la sutil voz de mi guía interno que me marca el camino y me procura esa paz que todos necesitamos. Es como si el Alma enmudeciera y dejara paso a nuestra mente tóxica, intoxicada e intoxicadora que, de vez en cuando, nos invade con todos esos pensamientos, creencias y fantasmas del pasado que todos tenemos y que, día a día, vamos vaciando para lograr vivir mejor el hoy, que siempre reconforta, porque en él está el amor y la felicidad que anhelamos! En esos momentos en que pesa lo de fuera, es fácil reencontrarse con la soledad, la ausencia, el miedo y todas esas emociones negativas, viejos amigos que tal vez configuraron parte de nuestra historia…

Observando el mar, mi Alma vuelve a mí, haciéndose visible y generando de nuevo emociones positivas! Ese es el gran milagro de la Naturaleza! Por eso paseo junto al mar, intentando aparcar mi mente, concentrándome solo en lo que ven mis ojos del corazón y siento en mi interior! Así, mi mente se vacía y mi corazón vuelve a latir, sosegado!

Pero algo sorprendente sucedió anoche, mientras paseaba! En un momento de mi paseo, mi atención se fijó en una agradable música que oían lejana! Aceleré mis pasos hacia ella y llegué a un lugar del paseo en el que una pequeña banda de músicos de jazz -aparentemente espontánea- entonaba conocidas y preciosas melodías, acompañando la espectacular voz de una cantante de color, que llegaba al Alma. Me detuve, para contemplarla. Mientras la escuchaba con atención junto a un corrillo de jóvenes italianos, fueron brotando escenas imaginadas y deseos no cumplidos que atesoraba en mi corazón y que me resultaban gratificantes y aumentaban mi dulce sensación de calma… Italia, música de jazz, melodías que reconocía, la playa cercana oliendo a salitre, la cálida velada junto al mar… todo aquello que día a día ha configurado mi actual, particular y bello sueño de amor, compartido con ella! En un momento dado, la cantante, atendiendo a una petición de una pareja de espectadores del espontáneo espectáculo junto al mar, comenzó a cantar una bella canción de amor. Y, ya en los primeros acordes de la magnífica melodía, muchas de las jóvenes parejas del corrillo empezaron a bailar abrazados, siguiendo los lentos compases de la canción… En aquel preciso intante, mi corazón dio un vuelco, me sentí transportado… pero sentí la urgencia de proseguir mi camino, abandonando esa especial escena que representaba todo aquello en que sueño habitualmente, que me producía nostalgia y que hubiera dado mi vida entera porque se hiciera realidad, en aquel preciso momento!

Pero, la vida siempre guarda un as en la manga y no le bastó con poner frente a mí mi sueño más deseado! Justo antes de proseguir mi camino, desde la playa, de repente se alzaron unos grandes globos blancos que configuraban la frase “piccolina sposamia“! Y entonces me di cuenta de que estaba presenciando una boda o un aniversario de una joven pareja italiana, junto a sus amigos! Y pensé que quizás esa escena me puso frente algo que yo hoy siento en mi interior y que deseo, pues resonó en mi corazón! Y sentí amor, ese amor valiente que hoy ilumina mi vida y que, sin temor alguno, compartiría! Y la vi a ella y a mis niñas, recordé todas esas conversaciones en la distancia durante interminables noches -con luna o sin ella- que siempre hablaban del mar, de jazz, de música del alma, de poesía, de playas desiertas bajo la luna, de la vida, de pasión a veces oculta pero mútua y cierta… de amor compartido y deseado! Y, mientras abandonaba el improvisado guateque en el que se representaba mi bello sueño, no miré atrás, donde la fiesta mágica continuaba.

Y absorto en mi intensa emoción y en su visión imaginaria, desperté a la realidad justo en el momento en que un joven gato se cruzó en mi camino hacia su guarida junto a la playa! Y, con una sonrisa en los labios, me pregunté ¿qué más podía esperar de una mágica noche de luna nueva como hoy, sino que despertara en mí todas esas intensas emociones que tenía dentro y que tanto me habían costado sentir en estos últimos días, emborrachado por mis pensamientos y todas sus dudas?

Sueño o realidad? Da igual, me gusta ese auténtico sueño de amor! Gracias luna nueva por despertar de nuevo mi corazón, a ratos demasiado confuso, silencioso y/o dormido!

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG