may
24
2012

ENCUENTROS Y SEÑALES (I)

De vez en cuando me sorprende la vida! Como a todos nos pasa en algunos momentos o periodos en nuestra vida, a veces nos faltan señales que nos recuerden o confirmen el camino que hemos tomado en la vida. Supongo que no hay nada que nos inquiete más que la incertidumbre o la duda ante lo que creemos internamente, al no verlo reflejado en el exterior! Es verdad que uno puede seguir su firmeza interna, andar según ella su propio y cotidiano camino, no obstante también puede autoengañarse o, simplemente, obcecarse en que eso que siente interiormente se convierta algún día en realidad…

Supongo que, en cierta manera, esos días pasados me hallaba en esa fase en que la realidad cotidiana y mis pensamientos dominaban mi vida! A ratos resulta difícil abstraerse de la realidad concreta y buscar el sentido de lo que vivimos en nuestro interior! Es entonces cuando son necesarias señales que nos inviten a profundizar en nuestro interior y buscar alli el verdadero sentido de lo que vivimos. Pero, como siempre, la vida tiene sus golpes de suerte escondidos y, de vez en cuando, nos sorprende, dándonos esas señales y reforzando nuestra manera de sentir y vivir!

Esta situación me pasó hace ya unos días. Estaba sentado en una terraza con una pareja amiga, cuando algo sorprendente sucedió. Charlábamos distendidamente sobre la vida y nuestras cosas y, de repente, sin premeditación, acabamos compartiendo nuestra espontánea tertulia con los de la mesa de al lado nuestro en la misma terraza. Eran dos parejas ya maduras y, según supimos después, amigas desde hacía muchos años. Una estaba formada por un escritor y su esposa, una sueca aficionada a la cocina; la otra pareja, un fotógrafo con gran experiencia y creador de libros de fotografía y su pareja, una terapeuta del Alma, que regentaban un pequeño hotel de lujo en el Ampurà, en Girona. De repente me sentí transportado al más allá, a la esencia de mi vida, hoy!

Suecia, la fotografía, la escritura, el amor como comunión de vida, la edición de libros, Venecia como lugar mágico en el que reencontrarse con uno mismo y acabar la vida, la magia del Ampurdà y el cultivo del Alma… fueron fluyendo, minuto a minuto, en nuestra espontánea, amena y enriquecedora conversación. Y así, en pocos minutos, me hallaba en trance, en el mismo Paraíso que había soñado, interpretando como señales inequívocas de mi vida y de lo que había de ser y sentía en mi interior! Es verdad que, demasiadas veces, procuro encontrar señales en mi vida cotidiana para dar sentido a lo que vivo y siento en mi interior. También es verdad que, tal vez, a veces encuentro señales equívocas que, simplemente, deseo encontrar. Pero esa velada era diferente. No hice esfuerzo alguno por encontrarlas, supongo que tan solo estaban allí preparadas para que pudieran resonar en mi corazón, tan solo estando atento a lo que sucedía a mi alrededor!

Seguirá…

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG