jun
19
2014

¿COMPARTIR, COLABORAR…O ABUSAR? (y II)

¿Compartir, colaborar...o abusar?

Sigue…

Hoy hay muchos jóvenes sin trabajo, con energía y conocimientos académicos suficientes, encantados de trabajar en cualquier reconocida empresa con salarios y horarios casi ofensivos o incluso colaborar gratis “junto o cerca” de sus maestros o líderes, aunque sea a costa de no trabajar por y para ellos mismos… Ni que decir tiene que hay muchos alumnos que son mejores que sus “presuntos maestros”, aunque sea feo comparar…

Compartir no es malo, en sí. Compartir es dar lo mejor de uno mismo (que al fin y al cabo, es un don divino y gratuíto, llámale como quieras) en una buena causa y mejor si es para mejorar la propia vida, la de alguien más o el mismo mundo. Pero el bíblico “que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha“, o sea la discreción, la libertad y la buena voluntad deben imperar. Cuando detrás del presunto deber de compartir hay vanidad, enriquecimiento ajeno o abuso y engaño, por un lado y buena fe, exceso de pasión y/o necesidad de reconocimiento o de CV por el otro, compartir se convierte en una práctica y/o adicción peligrosa, de la que muchos bien viven mientras otros mal sobreviven o, lo que es lo mismo, mueren en el intento…

Ha llegado un momento en mi vida en que los bienes materiales han dejado de tener el peso que tenían en mi vida. El dinero es un medio, nunca un fín. Y eso me invita a compartir todo lo que soy y tengo, con los demás, sobre todo con los que lo necesitan y me lo piden. Nunca he dejado a alguien sin haberle prestado ayuda o atención como coach o consultor de empresa, aunque me pagara menos por ello y no alcanzase a pagar la totalidad mis honorarios. Todo es negociable, incluso la buena fe. Pero dar gratis o regalar es una manera de que la gente no valore todo lo que hay detrás, es decir tu experiencia, tu talento, tu tiempo y, sobre todo, tu libertad para hacerlo, cuando y como quieras… Luego, el Universo te lo agradecerá -lo que uno da, se lo devuelve con creces-, pero mientras Telefónica, Hacienda, Agbar o Endesa, no entienden de solidaridad ni de solo buenas acciones…

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG