dic
22
2014

LA LOTERÍA DE NAVIDAD

La lotería de Navidad

Hoy en España es un día especial. Se hace el sorteo de la Lotería de Navidad! En un día como hoy siempre me viene a la cabeza el sonido de la repetitiva cantarina de los números por los niños del colegio de San Ildefonso de Madrid y la gran expectación en los bares y restaurantes ante la TV o la radio, durante toda la mañana del sorteo…

La verdad es que no creo que este año me toque la lotería. Más que nada porque no poseo ni un solo décimo de la lotería! Durante muchos años, siempre poseía alguna participación, comprada entre varios compañeros de trabajo o amigos. Este año, ni eso. La verdad es que no creo en el azar, ni en la suerte en el juego, ni tan siquiera en la ilusión inducida por un solo día. Alguien dijo “afortunado en el juego, desafortunado en el amor”. Y, si he de elegir uno, prefiero ser afortunado en el amor y seguir sin jugar, aunque el amor -como la misma vida- tiene mucho de juego de azar, en este mundo loco. Como decía, no creo en los juegos de azar, como la lotería o similares. Creo que la suerte en la vida se encuentra, aunque para ello es cierto que hay primero que comprar los boletos…

Dicen que la suerte es la conjunción del momento y la preparación. Eso, obviamente, no es aplicable al juego. En éste tu tienes un número y mucha ilusión de ser el afortunado que posea ese número agraciado con el Gordo o la pedrea o con algún otro premio. Pero la probabilidad dice que, el que te toque la lotería, es tan probable como que en un trayecto de tren de 300 kilómetros, lances una pelota a ciegas desde la ventanilla y le des a un solo poste, situado en alguna parte indeterminada de ese largo trayecto. Pero la vida afortunadamente no responde a estadísticas y a probabilidades, casi nunca. Tiene algo de mágica y se salta las normas cada dos por tres. En este caso, se me ocurre que lo único que puedo hacer es estar bien preparado, ir con mi corazón bien abierto y estar atento para poder disfrutar de la fortuna… cuando sea el momento! Y para estar bien atento y preparado en la vida, uno debe empezar por deshacerse de todo aquello que le distrae o le desenfoca de lo realmente importante y auténtico. Y para mí el amor lo es, y no tanto el dinero!

Algunos amigos míos me dicen que no soy una persona con suerte. Y, a decir verdad, por las apariencias y mi historia, tienen razón… desde su perpectiva de lo que es la suerte, en la vida. Para mí la suerte hoy es ser capaz de amar como amo, de vivir como vivo y de compartir mi felicidad cuanto puedo… aunque tal vez no sea cada día, como querría. Lo demás -el dinero, la comodidad y el reconocimiento- vendrán -según dicen- como añadido, pues la vida devuelve con creces lo que tú le das en ella. Y en eso estoy, acumulando momentos creados de amor, de ilusión compartida y de felicidad, para que, llegado el día, la vida me los devuelva. Pero es verdad que hasta ahora y solo por las apariencias, la vida solo me ha devuelto vida… aunque bien mirado es el más importante premio “Gordo” con que te puede obsequiar, aunque sea solo para que yo la llene de paz, amor y felicidad siempre que me sea posible y tenga siempre con quien compartirlos!

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG