nov
4
2014

LO NECESARIO, PERO A VECES INOPORTUNO (y II)

Lo necesario, pero a veces inoportuno (y II)

Continuación…

Durante muchos años viví así, como se dice popularmente, teniendo en cuenta “lo urgente” y desatendiendo “lo importante”. Enfoqué mi vida hacia logros que hoy veo irrelevantes y renuncié, entre otras cosas, al amor y a la felicidad que, seguramente, se me ofrecían a cada instante. Era tal vez puro miedo! Pero supongo que el razonamiento mío de entonces era el de estar realmente preparado para amar y ser feliz, sin darme cuenta de que eso solo se logra amando y siendo feliz, o bien equivocándome al intentar serlo.

Solo se aprende a vivir, viviendo. Esa es la grandeza de la vida. No hay pruebas piloto, ni ensayos posibles. Pero tenemos el mal hábito de transitar por la vida intentando retener la felicidad cuando llega y evitando el cambio, algo consustancial en nuestra vida. Nos apegamos a lo que nos gusta y tememos lo nuevo que llega. Por eso, de vez en cuando, la vida nos impone su criterio y nos rompe el esquema. Ni qué decir tiene que el amor, la felicidad y el crecimiento -pilares de nuestra existencia- llegan a nosotros de esta especial manera, sorprendiéndonos, asustándonos muchas veces, porque remueven nuestro interior, cuando son verdaderos. Pero, para acogerlos como merecen, debemos tener el corazón bien abierto y no hay quien lo abra mejor que el sufrimiento, ya sea en forma de dolor, como la soledad o las circunstancias adversas.

Cuando se abre el corazón, salen todos esos miedos que teníamos ocultos en él, para dejar espacio a lo nuevo y verdaderamente relevante. Si miramos a los miedos de cara, desaparecen y dejan paso a lo que la vida cree y sabe que merecemos, en cada momento. Alguien dijo que, atravesando la oscuridad más densa, está la luz más brillante. Por eso, la vida nos brinda situaciones aparentemente adversas y que calan en nuestro interior, porque tras ellas está lo que siempre habíamos buscado. Solo hay que tener firmeza y valor para creer -o mejor, sentir- que la vida nos da a cada momento algo que necesitamos, cuando estamos realmente capacitados para vivirlo o para aprender algo necesario, con ello. Y supongo que lo único que debemos tener es confianza en la vida, que nos trae lo necesario para que podamos se felices, en cada oportuno momento.

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG