oct
4
2014

PARA SER FELIZ, BASTA CON DEJAR DE SER INFELIZ!

Para ser feliz basta con dejar de ser infeliz

El ser humano tiene la necesidad de perseguir la felicidad en todas partes y en todo momento. Creo que es el gran error de nuestra Civilización actual, de la que por cierto viven muchas personas, empresas, instituciones… con métodos supuestamente infalibles y garantizados, miles de libros y supuestos manuales sobre ellos, infinidad de charlas y seminarios que prometen lograrlo. Yo mismo fui durante años un buscador compulsivo y, a la vez, consumidor de este tipo de recetas aparentemente mágicas! Lo único que crearon en mí es un nivel de autoexijencia y de ansiedad, lo que evidentemente me privó de la felicidad, aunque tal vez contribuí a la felicidad de muchos otros maestros, gurús y escritores presuntamente sabios e iluminados que se lucraron de mí tóxica adicción y alcanzaron su felicidad… económica! Ni qué decir tiene que yo por entonces y mientras durara el camino, me negué el derecho de amar y de ser feliz, privándome de las oportunidades que me regaló la vida para vivir instantes de felicidad!

Pero viviendo de verdad -y no gracias a la edad, como muchos creen- te das cuenta de que uno es feliz solo de una manera. Sabiendo crear y recrear momentos de felicidad y, sobre todo, renunciando a dejar de ser infeliz, que no es más que dejar de perseguir la felicidad, creando expectativas sobre ella e involucrando a alguien más en ello. La felicidad sale de dentro y no es más que una actitud en la vida de uno mismo, que nadie más puede aportar si tu no lo permites ni puede inducirte a ello. Una vez tienes el valor de vivir y de crear momentos felices, es verdad que puedes compartirlos con álguien más y la felicidad crece entre ambos.

Como todo largo camino que es la vida, todo empieza con un primer paso, sabiendo que la felicidad está en el camino y no es un estado al que hay que llegar. Y ese primer paso es sin duda decidir firmemente dejar de ser infeliz, sin necesidad de buscar razones en el pasado, en el presente o en el futuro. Si uno puede sentir la felicidad aunque sea en algunos momentos, ya está capacitado para ser feliz. Luego solo debe abandonar el viejo y tóxico hábito de la infelicidad y aprender a crear cada día más momentos de felicidad y también aprender a compartirlos con los demás! La mayoría de las veces pasa por aprender a invertir la misma energía que invertimos -sin darnos cuenta- en el mal hábito de ser infelices, en perseguir por fuera la felicidad eterna y/o en aceptar la realidad porque no es como la habíamos soñado, para lograr vivir esos momentos felices que la vida te trae a cada nuevo instante, con amor.

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG