dic
12
2014

SERMONES LAICOS (y II)

Sermones laicos (y II)

Continuación…

Pero cuando acudo a este tipo de actos, me da la sensación de que no pasa de ser un entretenimiento para muchos. Pocos aplican las presuntas enseñanzas de la vida en su propia vida, aún con demasiados excesos y, sobre todo, con esos hábitos de casta privilegiada, ante alguien que esperan les dé la receta mágica para cambiar su vida y, de paso, llenarla de sentido.

Pero la vida, amigo, es algo que solo se logra aprender y disfrutar viviéndola, sin buscar guías ni entregarse con desmedida a algo o a alguien que la ilumine, desde fuera. Es verdad, ahora más que nunca, que el poder está en cada uno de nosotros, pero porque Dios está dentro de todos y cada uno. La espiritualidad está en nuestro interior, en la calle, en la naturaleza o donde quiera que estemos, siempre que seamos conscientes de ello y lo sintamos en nuestro interior, intensamente. Pero, en un mundo aún demasiado movido por lo opulento de fuera, ese mensaje de interiorizar lo que sentimos es efectivo, por un rato.

La vida se aprende viviendo, a cada instante. Y aplicando lo aprendido, sin miedo. Pero sintiendo que formas parte del Universo y que todos somos Uno con Ello, llámale Dios si quieres. Pero su voz va de dentro afuera, no al revés. No hay espiritualidad más grande que contemplar el mar o un bello paisaje, lejos de los altares y de los actuales púlpitos de conferenciantes empoderados por el propio miedo e ignorancia de sus fieles parroquianos. Cuando aprendes a valorar el silencio y te atreves a vivirlo intensamente, hallas lo necesario para comprender la vida, dejando de lado la mente, entretenida con lo mundano y efímero. Esa es la verdadera vida, una vida plena en la que todo lo que eres y sientes se manifiesta firmemente, lejos de los libros milagrosos, de los discuros grandilocuentes y de las palabras bonitas pero vacías.

Porque esas palabras bien dichas, demasiadas veces nos invitan a buscar todo aquello que llevamos dentro, ya sea el amor, la felicidad o la divinidad. Muchos han cambiado un bíblico becerro de oro por uno con rostro más humano, pero igualmente imperfecto, por lo ajeno. Seguramente pocos iluminados y guías dirán que para amar o ser feliz basta con decidir firmemente dejar de resistirse al amor y a la felicidad. Eso es todo, sacarse pieles para dejar al descubierto -por fin- todo aquello que cada uno lleva dentro y que ansía con salir, difundir y compartirse. Buscar está bien, pero se trata de encontrar sintiendo la vida desde el interior, en silencio, para luego permitir que estalle hacia afuera, compartiéndola gratuitamente.

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG