ene
27
2014

VIVIR Y MORIR… CON Y POR PASIÓN!

La vida es -o debería ser- siempre pasión. Si no, no es vida!

Pero la pasión tiene una cara y una cruz! Puedes despertar amor o bien puedes despertar odio e ira. En cualquier caso y sea del tipo que sea, siempre se trata de pasión, bienvenida…

Pasión es vibrar por las cosas que suceden, tratar de vivirlas intensamente y, como consecuencia de ello, ser capaz de compartirlas, generando también pasión…

Pero la pasión es incontrolada, por definición! Y hay que ser valiente para sentir y manifestar pasión, en un mundo en que la rutina y la mediocridad nos asfixia y nos menosprecia…

Sentir pasión no es más que recibir con ilusión o con sorpresa todo lo que la vida nos ofrece y que seguramente merecemos, a cada instante.

El enemigo de la pasión no es el paso del tiempo, sino la indiferencia que provoca el miedo…

La pasión -como el amor, su máximo exponente- nace dentro y crece cuanto más se utiliza y más se comparte!

Vivir sin pasión es una manera de morir, cada día. Morir por pasión es el mejor -o el único- sentido de una vida plena!

¿Quién no moriría por amor? ¿Y que es el amor verdadero, sino una pasión intensa, incontrolada y siempre soñada? ¿E intentar convertir los sueños en realidad no es la mejor forma de realmente vivir con pasión?

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG