nov
9
2015

APRENDER DE LOS ERRORES

Aprender de los errores

Hace unos días recibí este escrito de un emprendedor de Barcelona, a quien tuve el privilegio de conocer en un networking de Barcelona Loves Entrepeneurs. Era jóven divertido y entusiasta, promoviendo personal y eficazmemente su recién estrenado proyecto, Dineyo. Hoy cierran su proyecto. Lamentablemente estas cosas pasan, en un país en que se habla mucho de emprendedores, pero poco o nada se hace por ayudarnos o bien se teoriza sobre aprender de los errores, teniendo las espaldas bien cubiertas. Aquí tienes este fantástico escrito, toda una lección de humildad, coraje y de sabiduría de y para quienes aprendemos a fuerza de errores:

“divendres, 6 de novembre de 2015

Ha sido un placer, gracias

Cuando decidimos crear Dineyo, allá en el 2013, éramos 3 jóvenes incautos con una misión: conectar a los comercios con sus consumidores de una forma diferente y “divertida”, introduciendo el concepto del “cashback”, es decir, pagarte por comprar. En aquél entonces el cashback no era muy conocido en España, sin embargo era muy popular en otros países como en USA o el Reino Unido. A día de hoy, empresas como Lets Bonus ya se han unido al carro del cashback.

Juntando el cashback con mecánicas de juegos así como nuestro esfuerzo e ilusión, creamos un cóctel con el que pensábamos llegar al corazón (y a los móviles) tanto de comerciantes como consumidores. En Febrero del 2014, gracias a Gege, lanzamos nuestra primera versión de la app (muy sencilla) al mercado, para empezar a testear el producto que habíamos creado, y de ahí fuimos creciendo y mejorando. Al cabo de poco tiempo, Valentí se unió como nuevo socio, y gracias a su experiencia, ganas y conocimiento en el mundo mobile, en Septiembre del 2014 lanzamos una nueva versión de la app, mucho más completa, renovada y mejorada e incorporando todo lo que habíamos aprendido por el camino. Los 4 juntos nos sentíamos imparables, y estábamos deseando poder hacernos nuestro hueco en el mercado y hacer feliz a nuestros usuarios y clientes, pusimos todas nuestras ganas en conseguirlo.

Empezamos a traccionar, teníamos un buen producto en la calle y las primeras métricas. Crecíamos en casi todas las métricas a razón del 20% acumulado mes a mes en usuarios, comercios y compras. Teníamos algo bueno pero necesitábamos acelerar, ir más rápidos, estar más conectados y preparar la compañía para ser invertible. Eso nos motivó a conseguir financiación así que nos pusimos a ello y después de algunos meses, ENISA nos concedió un préstamo participativo, además justo en aquel momento nos aceptaron en la aceleradora de startups Conector Startup Accelerator donde conocimos a gente increíble e hicimos amigos que conservaremos para siempre.

Con respecto a nuestro producto empezamos como un B2CB2B es decir, conseguíamos comercios y despues usuarios para que compraran allí, contamos con la inestimable ayuda de más de 9 personas que trabajaron con nosotros y nos ayudaron a promocionar nuestro producto en los comercios.
Sin embargo, entendimos que nuestro producto tenía que poder ser más escalable y mucho más replicable, es decir, que pudiéramos con un modelo de negocio llegar más rápido y más lejos en menos tiempo, así que empezamos a idear un “hardware”, es decir, un aparato que se colocaba entre el ordenador del comercio y la impresora, y que permitía a los comercios conocer y entender quienes eran sus clientes todo eso respetando de la forma más estricta la privacidad de nuestros usuarios. Esto, es a lo que íbamos estos últimos meses.

Durante el camino tuvimos oportunidad de conocer y trabajar con gente maravillosa. Haritz y Toni nos ayudaron, con su fuerza energía y descaro a llegar a montones de comercios de Barcelona, así como montones de usuarios. Su forma de explicar que era Dineyo, era única, y nos ayudó a crecer mucho al principio. Lombi nos hizo un diseño mega-killer de la segunda versión de la app, y nos ayudó a hacer un re-branding de Dineyo impresionante. Arkadi nos aportó muy buenas ideas y muy buenos momentos. Gracias a Manu pudimos profesionalizar nuestras estrategias de marketing y llegar a más gente con los e-mails y las redes sociales, hizo un gran trabajo y nos aportó ideas y energía al equipo.

Para poder seguir, sí o sí requeríamos de inversión. Así que durante el último mes nos centramos en la búsqueda de inversión y a pesar de haber conseguido el apoyo de muchos inversores, entre ellos business angels de reconocido prestigio que decidieron apostar por nosotros, la cantidad no fue suficiente para poder cumplir con garantías nuestro plan. En ese momento, teníamos 2 posibilidades: O coger el dinero que habíamos conseguido y seguir, o cerrar la empresa sabiendo que hemos dado lo mejor de nosotros mismos.

Elegimos la segunda, sobretodo porque a pesar de que podíamos haber continuado con los fondos que habíamos conseguido y aguantar durante los próximos meses, eso no hubiera sido lo más responsable ni ético, sobretodo cuando el dinero que invierten los inversores les ha costado tanto ganarlo.
Y en segundo lugar, porque una retirada a tiempo es una victoria.

Es por ello que es momento de poner fin a esta extraordinaria aventura. No ha sido una decisión fácil, todos tenemos nuestros amigos, conocidos, familiares y demás que han confiado en cada uno de nosotros y de alguna forma cuando un proyecto se acaba tienes la sensación de haber fallado un poco a todos y cada uno de ellos. Sin embargo, este no es necesariamente un momento triste, todos nosotros sabemos que hemos dado lo mejor de nosotros mismos, hemos estado noches sin dormir, muchos meses sin cobrar (la mayoría) y no conocíamos ni conocemos lo que significa rendirse. Esto es como se suele decir, un “break”. Pero volveremos.

Ahora que se ha acabado queremos dar las gracias a todas las personas que nos han apoyado, en primer lugar, los más de 200 comercios que confiaron en nosotros y por supuesto a todos nuestros queridos usuarios (más de 4,200), este agradecimiento está sobretodo dirigido a vosotros. Tampoco nos queremos olvidar de dar las gracias a nuestros mentores/inversores que confiaron en nosotros, estos son: Carlos Blanco, Marc Ros, Marc Vicente, Rubén Ferreiro, Santi Sánchez, así como a los geniales meses que pasamos con nuestros compañeros en la aceleradora de Startups Conector cuya directora Eli ha sido una persona que nos ha dedicado tiempo y recursos en ayudarnos lo máximo posible, por eso y por mucho más, os queremos dar las gracias en mayúscula.
No podemos olvidarnos de Albert Castellana e Iván Payán, unos socios leales que nos ayudaron en todo y para todo.

Por último, hay mucha gente que nos ha preguntado si ha valido la pena haber sufrido la presión, la ansiedad, la dificultad y la incertidumbre durante todo este tiempo emprendiendo y la respuesta es SÍ. De hecho, a los que estéis pensando en emprender os queríamos decir lo siguiente: Emprended, y si tenéis que fracasar, fracasad rápido, tomad riesgos, superad vuestros límites, empezad antes de que estéis listos, creced y moveos, el fracaso puede ser tu amigo más preciado. El mundo es tuyo.

Un abrazo a todos,

Equipo Dineyo

Luis Florit
Alberto Royan
Oriol Collell
Valentí Freixanet

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG