may
25
2015

POR FIN, LA BARCELONA DE LOS CIUDADANOS

Por fin, la Barcelona de los ciudadanos

Desde siempre soy un enamorado de Barcelona, lo reconozco, incluso en aquellos años en que amar Barcelona era presuntamente ser de izquierdas y amar Catalunya, en cambio, era de nacionalistas. Amo Barcelona, sea como sea, con su singularidad, su magia y sus miles de ciudadanos -nativos y foráneos residentes-, así como sus rincones maravillosos, que cada día más descubro y fotografio, para guardarlos como un precioso tesoro y compartirlos con quien amo, cada vez que puedo.

Y hoy estoy contento porque se ha recuperado la Barcelona de los ciudadanos. Y se ha puesto en manos de una mujer, después de más de 2.300 años de su historia en manos de hombres. Y ese es un privilegio, sobre todo en esta nueva era que está comenzando, en que lo sutil de los valores femeninos -como la sensibilidad, la intuición, la empatía, entre otros muchos- se va imponiendo, necesariamente, ante el pasado grandilocuente, solo macroeconómico y, demasiadas veces, inhumano, injusto y descriminatorio.

Creo que Barcelona ganará en ello, aunque habrá que tener esperanza y tal vez pasar por un común aprendizaje para una nueva forma de hacer ciudad y ciudadanía, tanto sus nuevos gobernantes, como los propios ciudadanos. Querer es poder, todos unidos! Porque esta victoria supone el logro de unos ciudadanos, antes demasiado silenciosos, indiferentes y sumisos ante una plaga de mediocres políticos y funcionarios vitalicios, que habían olvidado la esencia e  identidad de esta gran ciudad que es Barcelona, así como el servicio al ciudadano, verdadero protagonista de cualquier ciudad o municipio! Siempre había dicho que esta maravillosa ciudad necesita de enamorados de Barcelona como yo mismo, para ser ella misma y crecer, siéndolo!

Algo está cambiando -afortunadamente- en este mundo nuestro, aunque lo haga de manera sutil y silenciosa, pero firme e imparable. La mujer llegando a la cúspide del poder, donde debe imprimir esos valores femeninos, que el mundo necesita hoy más que nunca para dejar de ser injusto, insolidario e inhumano. El empoderamiento de la gente de la calle, espontáneo y sorprendentemente articulado en una nueva fuerza política, que tiene la oportunidad de demostrar que, entre todos, podemos ser soberanos de nuestra vida personal y colectiva, haciendo de los estamentos e instituciones un foro de democracia real, humana y participativa. Y una gran lección para los profesionales de la política tradicional que habían confundido los medios con los fines de su cometido público, para que aprendan a servir a los ciudadanos y no al contrario, como siempre antes se había hecho, aunque fuera a fuerza de normas disfrazadas de convenientes y estimuladoras del civismo institucionalizado y, demasiadas veces, impuesto en beneficio de unos pocos y desoyendo al ciudadano.

Barcelona es una ciudad viva y humana, como ninguna otra. De gran diversidad y riqueza cultural, de grandes contrastes que la enriquecen, tolerante y abierta al mundo como ninguna otra, llena de personas anónimas pero valiosas, que tienen derecho a decidir por ellas mismas y a disponer de unos gobernantes que les escuchen y atiendan, aun sabiendo que la ciudad de Barcelona -y cualquier otra, en el mundo- la debemos hacer cada día mejor entre todos.

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel Benavent de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG