sep
11
2017

CATALUNYA ¿INDEPENDENCIA SÍ O NO?

Catalunya ¿independencia sí o no?

Voy a intentar ser equidistante, en unos momentos en que la polaridad, la radicalidad y la esquizofrenia político-social parece un logro imposible! No lo hago más que por respeto a los valores e ideas de cada persona y, sobre todo, para mirar la actual y esperpéntica situación actual de Catalunya (y del mundo, también) con suficiente perspectiva y un poco de sentido común, que falta hace actualmente!

En primer lugar, deberíamos recordar que lo que se plantea el próximo 1 de octubre es un referéndum, consulta o llámale como quieras, en el que se pregunta si quieres o no una Catalunya independiente y republicana! Hay dos opciones posibles para votar y la intención de acatar el resultado, sea el que sea! Pero, quien calla, otorga o deberá permanecer callado, después también. Los trámites administrativos y legales son formalismos y, por tanto, no son relevantes, ahora. Es lícito preguntar al ciudadano lo que quiere y siente, eso es la Democracia.

En segundo lugar, cualquier ley (incluso la constitución) es una creación humana en un momento histórico dado y, como tal, puede ser cambiada, pues cualquier ley debe estar supeditada al ser humano y no al revés, así como ser adaptada a su contexto real y actual! El ser humano tiene como tal unos derechos y unos deberes que trascienden cualquier ley. Y sus valores, sentimientos y el derecho a elegir cómo y dónde desea vivirlos es sin duda uno de ellos! Nadie puede decidir por otra persona, ni privarle de su derecho, ni juzgarle por hacerlo, ni tan siquiera apelando a un supuesto “bien cómun”.

En tercer lugar, las instituciones y organismos del tipo que sean (locales, autonómicas, estatales, europeas o internacionales) son organizaciones humanas, por tanto imperfectas, y al servicio de los ciudadanos y no de los intereses personales, partidistas o ideológicos de los que las gestionan, temporalmente.

En cuarto lugar, la soberanía en una Democracia reside en el pueblo, nunca es propiedad de las personas o instituciones que poseen el mandato del pueblo para gestionarlas durante un periodo de tiempo. Lo contrario, no es una Democracia!

En quinto lugar, la clase política y, por tanto, las instituciones y organismos que representan (ayuntamientos, sindicatos, partidos, estado, autonomías, comisión europea, naciones unidas, etc.) y sus fieles portavoces los medios de comunicación, han demostrado con creces no estar a la altura de la Democracia real, de los ciudadanos y, sobre todo, de los momentos actuales, especialmente convulsos en todos los sentidos. Los de aquí y los de allá, los de derechas y los de izquierdas, términos que personalmente creo que hoy no tienen sentido, si es que alguna vez lo tuvieron!

Y en sexto y último lugar, fenómenos hace unos años impensables, como los llamados “populismos”, los movimientos nacionalistas, la radicalización de los integristas, la prepotencia de algunas grandes corporaciones y de poderosos sin escrúpulos, el descrédito de las instituciones y organizaciones de toda índole y la falta de liderazgo y carisma de los políticos y hombres de estado actuales, es evidente y son la causa profunda y verdadera de los conflictos de hoy. Eso hace que el ciudadano de cualquier parte del mundo reivindique un cambio radical en la manera de vivir, acogiéndose a nuevas y a veces arriesgadas formas, a partir de la prueba/error (lo que está en su pleno derecho, incluso de equivocarse), pese a que exista una evidente y humana resistencia al cambio, un “statu quo” que algunos defienden a ultranza, incluso con la fuerza del conflicto y de la injusta justicia, del sistemático descrédito o aniquilación del otro, del espionaje o de las lucrativas armas.

Esto me lleva a pensar que el mundo que ha habido hasta ahora se desmorona, sin remedio, aquí y allá! Afortunadamente para todos, excepto para algunos pocos que lo quieren perpetuar. Un sistema que se desarrolla valiéndose únicamente de degradar paulatinamente al ser humano y sus valores y, a la vez, destruyendo día a día nuestro planeta Tierra y sus recursos naturales, no debe prolongarse por más tiempo. Hay que volver al ser humano como centro de todo y, desde él, conectarnos nuevamente con la Naturaleza, nuestra gran maestra en todos los ámbitos de la vida!

Pero levantemos un poco más allá nuestra mirada! El mundo no se desmorona porque sí, sino porque un nuevo y mejor mundo está día a día emergiendo en todos los sentidos… y de cada uno de nosotros depende que lo logre! Lo que ahora nace no será más que la revisión de lo ya existente, aprovechando la evolución y lo positivo que hemos creado hasta ahora y sin lastres del pasado, pero con un sentido nuevo y diferente, ni dual ni confrontado, sino buscando la armonía y el equilibrio entre todos y cada uno de nosotros, a partir de nuestro inapelable derecho a sentir o a decidir qué y cómo queremos vivir, día a día!

Entradas relacionadas

Acerca del autor: Miguel de Barbera

Barcelona, 1960 Emprendedor social, consultor de empresa y formador. Coach, mentor de emprendedores y escritor.

Facebook comments:

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Mis libros

File Categories

Facebook

LA LUNA

CURRENT MOON

MY SPOTIFY

Sígueme en Spotify

DERECHOS DE AUTOR

Safe Creative #1104040020291

SIGUE ESTE BLOG